3 abr. 2012

La mayoría de las cosas no nos gusta hasta que se vuelven IMPOSIBLES o PROHIBIDAS.