4 abr. 2012


No te preocupes si se te cae la cara de vergüenza; siempre te quedara la de imbécil