23 sept. 2013


Pude haberla detenido, haber corrido y sujetarle la mano para que dejara de caminar. Pero ya no tenía caso, todo lo que pudimos llegar a ser ya no lo sería, habíamos alcanzado el limite. No podía detenerla ya, tal vez en el futuro vuelva, tal vez no, pero eso no depende mi ya.